Milenrama «Impotencia Inducida» [reseña]

milenrama-impotencia-inducida

El conocer a esta gran joven promesa del hardcore estatal, con origen en Sarrià de Ter de Girona, se lo debo particularmente a Raúl Call de la distro y sello catalán Sarna Social. Hacía tiempo, habíamos entrado en contacto por la coedición del primer y único disco del cañero grupo de street punk, ya desaparecido, de Reus, Despojo XXI. Y la verdad el reencuentro, además de redundar en lo personalmente gratificante, ha sido muy fructífero, tanto con esta magnífica y cuidadísima edición de Milenrama, tanto en formato CD, vinilo negro y verde, además de la intervención del sello alemán Rilrec, que lo licenció en su país de origen. Donde la banda ha dado numerosos bolos y realizado alguna que otra mini gira donde reventaron todos los garitos y se llevaron el clamor y la crítica favorable de público y prensa, como recompensa del trabajo bien hecho. Con bandas y personas así, da gusto participar, los proyectos progresan y crecen en aspectos y sensaciones
indescriptibles para el alma y el espíritu combativo.

Precisamente, de espíritu combativo van las letras como puñales lanzados al poder. Ese mismo poder que nos oprime cada día más y nos quiere amordazar. Precisamente, Milenrama, haciendo honor a su nombre, pretende hallar la cura, contra la desidia y esas mordazas que pretenden condenarnos en vida. El álbum primogénito “Cultura del Autoengaño” ya sentó las bases de la garra, furia y letras punzantes dirigidas contra el poder. Ya sea un poder que pretende achantarnos a nivel moral, político, social o cultural. Hay letras o mensajes desgarradores como los pertenecientes a las primeras canciones que abren el disco, con cierto de tono de autocrítica a la hora de manifestarnos contra los opresores en “Falsa Impotencia” o sobre la exclusión social en “Los Invisibles”. Pero también hay mucho amor, que no siempre es sinónimo de “ñoñería”, el amor es un fuerte sentimiento que puede derrumbar muros de incomprensión, ignorancia y falsa moral, como bien demuestran en “Vive Libre”. Pero cuando el poder es fascismo, parafraseando un poco a La Polla Records, los falsos demócratas actuales, se merecen una letra como la de “Franco Vive”. En definitiva, un gran disco, muy cuidado en muchísimos detalles. En la carpeta interior están las letras escritas en sus lenguas originales, fundamentalmente en castellano y alguna canción en catalán, como “Inmòbilis”. Además, de estar traducida al alemán, donde como dijimos en el comienzo de la reseña, despertaron gran interés desde sus primeros pasos y hoy por hoy, tienen una basta legión de seguidores del hardcore, que los veneran.

La grabación y mezclas muy cuidadas, corrieron a cargo de Jordi Brugués. Dándole la compresión necesaria a las bases e instrumentación en general, para que el disco sea cañero a cualquier volumen, cuidando aspectos vocales, tales como los coros o la personal y potente voz de su cantante femenina Pimen. Esta joven formación está compuesta por Pimen (voz y guitarra); Iaiu (guitarra y coros); Moreno (bajo y coros) e Isaako (batería y coros). Este cuarteto estoy seguro que dará mucho que hablar en los siguientes años, por maneras, por actitud y por energía vital.

Ya era hora de que surgiese una nueva savia en el panorama actual del hardcore, con buenísimas intenciones, en el plano de la acción y las libertades. Porque el pensamiento y el arte, también pueden ser contestatarios, luchadores y libertarios. Como diría mi abuelo del alma: salut i força al canut! Os mereceis la mejor de las suertes, ahí estaremos apoyando siempre desde la humildad.

Texto: Obstinato.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.