StereoZone “Power”

Stereozone no podían haber elegido mejor el título de su segundo trabajo. “Power”. El poder de una insultante juventud criada al amparo de tutores tan respetables como Foo Fighters, Queens of the Stone Age, Rage Against the Machine, Soundgarden o Pantera. A semejante cóctel de influencias añaden sus propias credenciales: unas guitarras con una clase apabullante, una efectiva base rítmica y una voz que amalgama lo mejor que las gargantas del Rock han escupido en los últimos cuarenta años, desde la elegancia de Robert Plant a la violencia de Phil Anselmo. Pero sobretodo tienen lo más importante, quizá lo único importante en esto del Rock’n’Roll: canciones. Canciones a las que servir todo lo que tienen. Canciones que suenan a lo que son: cuatro tipos encerrados en un local de ensayo dejándose la vida en cada nota. Ni más ni menos que una verdadera banda. Algo tan básico y tan complicado de encontrar en los tiempos que corren. Tiempos que son los únicos culpables de que Stereozone no estén en el lugar que se merecen: volándole la cabeza a todo el público Rock de este país, ávido de un relevo generacional en los desgastados carteles de nuestros festivales. Stereozone son parte de ese relevo generacional. Tienen que serlo, necesitamos que lo sean. Tampoco son buenos tiempos para las etiquetas, de manera que definir a Stereozone como Metal, Grunge, Punk-rock, Stoner o simplemente Rock’n’Roll no dice gran cosa de ellos, porque son todo esto y no acaban de serlo nada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*