Radio Pimienta 6 años de un sueño cumplido

El 1 de enero de 2005 arrancaba con la voz del “Hai tuhu catanaja” de Rogelio Botanz, Radio Pimienta. 6 años de un sueño cumplido. Cada hora de emisión de Radio Pimienta es un grito robado al silencio, a los poderes que nos oprimen y nos niegan el derecho a comunicarnos, a vivir dignamente, a levantar la cabeza y caminar con firmeza hacia la libertad robada. Cada cuña, cada opinión, cada sonrisa y llanto en antena es una victoria de las que luchamos por construir el mundo posible en el que no dejaremos de creer luchando, de construir hoy a semejanza del futuro con el que soñamos. Por eso, pase lo que pase, intentando silenciarnos o consiguiéndolo, no nos pueden vencer porque ya hemos ganado.[spoiler effect=”simple”]

Sus intentos de censurarnos es la prueba más evidente de que hemos conseguido poner de evidencia su debilidad, su necesidad de controlar la información que los hace fuertes a través de manipularnos.

Somos realidad palpable gracias a la labor constante de muchas personas que a lo largo de estos seis años, y otros siete anteriores en los que la radio fue un proyecto lejano en el tiempo, pero tejido con la lucha de las que no desesperan, lo han hecho posible. Hemos sufrido y reído, en definitiva convivido juntas, compartiendo la emoción de comprobar el empoderamiento que nos supone el hacer comunicación desde nuestras bocas delante de un micro, el parir información desde las voces de nuestros vecinos y vecinas de verdad, sin intermediarios que responden a los intereses de los grandes poderes. A través del compromiso de hombres y mujeres, de niños y niñas, que semana a semana han ido aportando su granito de arena a la montaña de dignidad y libertad que es hoy Radio Pimienta.

Son innumerables los programas y espacios que han formado y forman parte de nuestra programación, las personas de nuestro país y de otros pueblos del estado y del mundo que nos escriben y apoyan cada semana, las redes construidas con otros medios comunitarios y colectivos sociales con los que palpitamos como un solo cuerpo…A todos ellas y a otras muchas personas que nos sienten como propias: ¡Gracias!

Seguiremos reivindicando nuestro derecho a comunicar y a emitir libremente como el primer día. Seguimos apostamos por una información crítica, que facilite el pensamiento crítico; una información que permita oír aquellas voces que son silenciadas e ignoradas, nuestras voces. Nuestras ansias de libertad no caben en sus urnas ni en sus carteras.

Quizás podrán tumbar nuestras antenas, cerrar nuestros micros…, pero la semilla plantada de dignidad no podrá ya jamás ser arrancada de nuestra tierra. Seguiremos bregando sin descansar, pese a quien le pese, hasta construir la Canarias justa, igualitaria y libre que queremos.

www.radiopimienta.org[/spoiler]

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*