MortSubite entrevista

¡Dos vocalistas enfermizos narrando en castellano cómo será nuestro fin! Pura filosofía macabra para musicar el ocaso de nuestra maldita especie. Sin juicio ni posibilidad de defensa alguna: para MortSubite ya estamos condenados a muerte.

Además, nos reunimos con MortSubite para que nos expliquen al detalle Black Nécora, un disco que te sentará como si te cayeran encima mil toneladas de hormigón.

MortSubite-grabando-vieo

¿En qué creéis que mejora Black Nécora a vuestro debut homónimo?
Rodrigo Cameno (bajo): “Bueno, creo que haber pasado antes por el estudio nos ha ayudado a acertar más con las composiciones de Black Nécora, y también nos gusta más el sonido resultante del máster de Finnvox que el del disco anterior”.

¿De dónde surgió la idea de tener dos vocalistas? Es uno de los secretos que explican vuestra brutalidad sonora, ¿no?
Manuel de Miguel (guitarra): “Desde luego es una de nuestras características, sobre todo en directo. En realidad se trata de una genial herencia de la formación primitiva de la banda, que resultó un gran acierto y se mantuvo por haber dado muy buen resultado tanto a nivel artístico como técnico”.

Black Nécora encierra toda una filosofía conceptual muy ligada a la aversión hacia la humanidad… ¿Podrías explicarnos qué tratáis de explicar realmente con vuestro segundo disco, nombre de álbum y canción, y en qué fundamentos filosóficos os habéis basado para la lírica?
Cameno: “La nécora gigante de la portada es nuestra propia versión de Godzilla, o del Apocalipsis. Representa todo lo malo que procede del hombre, se alimenta de nuestros vacíos y perversiones desde hace milenios, esperando que el odio por nuestros semejantes y hacia nosotros mismos colme el mundo para destruirlo todo y cerrar un ciclo en el tiempo. Como dice la canción ‘Ekpyrosis’, “el fuego, artífice de todo cambio, volverá a consumirlo todo al final de éste ciclo, para una y otra vez devolvernos al fuego…”. La cosmología cíclica que comparten las filosofías griega con Heráclito, hindi con su Samsara o rueda de la reencarnación, taoísta, budista, etc. Todas estas influencias están presentes en las canciones. La nécora es la encarnación de todo el daño que nos hacemos a nosotros mismos, la portadora del fuego purificador que sin duda acabará con todos nosotros, para que pueda comenzar de nuevo otro ciclo universal”.

Aunque hay segmentos realmente rápidos en vuestra nueva obra, podría decirse que MortSubite os caracterizáis por los breakdowns y los down tempos pesados, lentos y demoledores… ¿Estáis de acuerdo?
Manuel D.M.: “Si, está claro que esas partes superpesadas son una constante y que forman parte de nuestro estilo. No es algo que nos hayamos propuesto, simplemente nos sale así, y son las partes donde más disfrutamos porque dentro de la variedad de gustos musicales que hay dentro del grupo es donde todos coincidimos”

Cuando componéis, ¿qué buscáis con vuestra música y qué procesos seguís?
Cameno: “Lo primero que buscamos es divertirnos, pasarlo bien expresando nuestros sentimientos de la manera más brutal posible, y dejar una huella, crear memoria en la cabeza del que escucha, y si es posible, despertar una reflexión… El proceso es un trabajo en equipo que normalmente se origina con uno o varios riffs de guitarra, sobre los que vamos armando toda la estructura de la canción. Manuel y Ángel (vocalistas) suelen empezar a pensar en las voces mientras componemos la música, de forma que para cuando acabamos, ya casi están también las partes líricas a falta de algún detalle que se pule más adelante”.

Carlos Santos ha producido la obra en sus estudios Sadman y Mika Jussila lo ha masterizado en sus Finnvox de Helsinki… ¿Más armas secretas para explicar tanto aplastamiento sónico?
Manuel D.M.: “Lo más importante es tener claro cómo queremos sonar, y trabajar mucho en la preproducción, que es una grabación que hacemos nosotros solos antes de ir al estudio, donde se despejan todas las dudas. Otro factor es que Carlos Santos nos conoce mucho mejor que hace dos años, y hemos aprendido mucho de él. Y esta vez también hemos contado con una herramienta brutal, un amplificador Randall vintage que ha dado un resultado increíble con el sonido de las guitarras”.

¿Cómo se produjo el fichaje por el sello GRP y cómo está yendo la experiencia?
Cameno: “El fichaje se produjo después de llamar a muchísimas puertas. Es muy difícil encontrar a alguien que se comprometa con el grupo a cualquier nivel. Antes de dar con GRP estuvimos dos meses mandando correos y llamando por teléfono y la respuesta fue nula, literalmente. La mayoría de las veces ni si quiera se molestan en responderte, y eso resulta muy frustrante cuando acabas de hacer una inversión tan bestia en un segundo disco. De forma que GRP fue el único que mostró interés por nosotros, lo cual le agradecemos enormemente y estamos muy contentos. Creemos que el tema de los sellos deja mucho que desear en este país, y que necesitan un proceso de profesionalización que muchas bandas ya han encarado con éxito. Ahora les toca a ellos”.

¿Qué opináis del auge del deathcore en nuestro país y cómo lo descubristeis vosotros?
Manuel D.M.: “Creemos que no es el auge de un género, sino de todas las bandas underground de música extrema en general. Y a ellas hay que atribuir el éxito. Se ha invertido pasta, se ha trabajado duro, se ha sido serio, se han estado haciendo muy bien las cosas y éste es el resultado. En cuanto a cómo lo descubrimos, siempre nos gustó el death, el metal, el hardcore… Así que estaba ahí desde el principio; durante los 90 se gestó todo ese caldo de cultivo y ahora empieza a mezclarse todo”.

Portada Black Necora de Mortsubite

[audiotube id=”jmTrCqoybI8″]

Entrevista cedida por Blood Fire Death

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*