Michael Kiske no fue la primera opción para Helloween

1986. La banda tiene al completo la composición para su exitoso díptico “Keeper of the Seven Keys” I y II, y para el puesto de vocalista le proponen a Ralf Scheefers, amigo de Kai Hansen, que ocupe esa plaza. El cantante, que vaticinaba un inmediato éxito arrollador de su banda Tyran’ Pace, declina la oferta, argumentando además que los de Kai Hansen no se comerán nada. El “Keeper” ha sido la obra más aclamada de crítica y la más vendida por la banda, además de considerarse modélica del Power Metal alemán. Por cierto, Tyran’ Pace se separó ese mismo año, tras 3 discos.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*