Lengua Armada presenta “Beyond the Sadness” de Slowflames

“Beyond the Sadness” es el resultado de un trabajo que se inicia hace ya unos años, pero que se acelera en este último, tras la incorporación de José Manuel. El actual baterista, ha encajado perfectamente con la dinámica de Slowflames, aportando un nuevo ímpetu creativo que ha permitido consolidar el proyecto.

Las 9 canciones del álbum están seleccionadas para formar un sólido hilo narrativo y musical, una odisea condensada que cree resolver el dilema existencial.

Son las nueve canciones centrales que componen el álbum, las que condensan una odisea espiritual. Un viaje desde un punto de crisis inmerso en un paisaje de miedo, dolor y desesperación. Las primeras canciones luchan con cuestiones como la propia mortalidad o el destino. El hilo narrativo sigue navegando entre el peso existencial y la locura del deseo hasta llegar, con la penúltima canción, a la aceptación, la afirmación enérgica del yo. La última canción nos llevará de vuelta al principio, aunque ahora el desastre y la destrucción se extienden a una dimensión colectiva, universal, más allá del mismo individuo.

Tanto el arranque del álbum, como algunos de los temas, están enlazados por pequeñas piezas abstractas compuestas por David. Estos “microtemas” hacen de puente entre los 3 grandes bloques narrativos.

Las composiciones, ritmos cruzados y melodias de Mónica, marca de Slowflames, arriesgan, provocan, destrozan o se funden entre si, sin más patrón que el deseo de transmitir la fuerza de las intensas letras de Ben sobre paisajes de dolor, deseo, amor, miedo o desesperanza.

“Beyond the sadness”, el objeto.

Para registrarlo todo se encontró el sitio idóneo: La Masia Music Lab, un estudio-masia del siglo XVII, entrañable por su calidez, atmósfera y estética única. La visión de Josep Vilagut encajó perfectamente con nuestros gustos y necesidades. La sonoridad natural de los espacios de grabación nos ayudó a matizar el sonido del álbum, sobre todo en relación a las baterías.

Tras la intensa experiencia vinieron las mezclas y la producción artística que Pablo Vidal aportó y que junto a la banda acabó de de dar forma a los temas. Arreglos que han sumado calidad y un giro creativo muy interesante. La guinda la puso Yves Roussel (YVES ROUSSEL MASTERING) con un mastering impecable, que descifrando “la fórmula” compositiva de la banda, la reforzó y barnizó con maestría.

De la dirección artística gráfica se ocupó Sergio, que traslada habitualmente el concepto musical en imágenes de oxidación lenta. Objetos, texturas y materiales evolucionados por el paso del tiempo, devorados por las llamas lentas.

Próximos conciertos:

 14 de Abril en la Sala el Cau de Tarragona
 12 de Mayo en La Traviesa de Torredembarra
 21 de Septiembre en la sala Salamandra de Barcelona

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*