Habeas Corpus “20 años de Rabia. 20 años de Sueños”

Habeas Corpus estamos de aniversario. 20 años, se dice pronto, dos décadas en las que hemos tenido oportunidad de dar rienda suelta a nuestras muchas y variadas inquietudes creativas y musicales, arropadas a su vez y en todo momento por un posicionamiento ideológico sólido aunque permeable a las influencias menos complacientes. Nada podría tener sentido sin lo uno, todo carecería de sentido sin lo otro.

habas-corpus-20-logo

20 años colmados de experiencias desde todas las perspectivas posibles, y por tanto de mucho empeño y de más trabajo, de diversión si, por qué no decirlo, pero también y mucho más, de sacrificios individuales y esfuerzos colectivos por parte de quienes en algún momento hemos formado parte de este proyecto. Eso nos recuerda las siempre demasiadas despedidas pero también lo abrazos motivados por los nuevos encuentros.

Dos décadas plagadas de canciones, de gritos y afonías, de camisetas y mástiles sudados, de cuerdas y baquetas rotas, de locales de ensayo aquí y allá, de salas llenas pero también vacías, de kilómetros inmediatamente desandados, de cargas y descargas, de emociones diversas que deambulan entre la satisfación más plena y la decepción casi aboluta.

habas-corpus-20-anos

20 años de logros y frustracciones, de focos y sombras, de discos y críticas no siempre buenas porque si es inteligente mantenerse sereno ante los alabos lo es también hacerlo frente a quien te desdeña. Días, miles de días de lecciones aprendidas y otras que no lo serán nunca… nuestras disculpas por ello.

Si, 20 años de caras conocidas y otras que han terminado por serlo, de recuerdos lejanos unos y presentes otros, de noches cortas y viajes largos, de colectivos, cuantos colectivos, y de otros grupos y de las personas que los hacen posibles a los unos y a los otros. De malas y de buenas Compañías, de deseos y dudas porque parece inevitable que ambos caminen juntos. En definitiva, de vida por el camino.

Habeas Corpus

Muchas horas, más minutos e incontables son los segundos irrepetibles por los que os tenemos muchísimo que agradecer a quienes habéis querido compartirlos con nosotros, casi siempre desde ahí abajo, pero siempre cerca. Hemos crecido juntos y eso es algo mágico, como mágico es poder contarlo.

20 años no es nada, dice la letra de aquel hermoso tango, y sin embargo dan para tanto…
Incluso para crear este disco que ahora os presentamos y que se nos antoja como un regalo a nosotros mismos y que de alguna manera, desde luego sincera, queremos hacer extensible a todos vosotros que a lo largo de todo este tiempo habéis abanderado este Grupo de Riesgo.

1993-2013

¿Qué hacer? La misma pregunta a la que Lenin respondía a principios del siglo pasado en forma de libro es la que también nosotros nos hicimos mirando el calendario, encontrando para ella una respuesta sin duda más modesta, esta vez en forma de disco. ¿Qué disco? Después de una si no varias de nuestras reuniones de escalera decidimos dirigir la vista al retrovisor de nuestra propia historia con el propósito de hacer balance de la misma. Quien sabe si también de quitarnos alguna espina de en medio, pero en todo caso de disfrutar de la experiencia de vernos a nosotros mismos transformados en lo que hoy somos, más viejos, más pellejos, y quizá por ello un poco más sabios.

Habeas Corpus

Por y para ello hemos elegido 15 canciones que forman ya parte de nuestro particular legado y las hemos incluido en orden cronológico dentro de este nuevo trabajo discográfico. 15 canciones tan viejas como nuevas, todas ellas regrabadas para la ocasión y que cuentan con un aliciente extraordinario y fuera de toda duda: el de la participación de, seguimos con los números, 31 personas que además son artistas a los que admiramos, unos, incluso que han sido espejos en los que mirarnos, otros, y a los que por su demostrado talento valoramos, todos. Como suele decirse no están todos los que son pero si son todos los que están, y eso nos colma de orgullo, decimos bien: orgullo. Gracias compañer@s.

Ellos han querido acompañarnos a la hora de soplar las velas de este magnífico cumpleaños, que deseamos feliz y colectivo, y ese soplo se ha convertido en aliento para nosotros y esperemos que también lo sea para todos vosotros cuando tengáis oportunidad de escuchar el ejercicio de complicidad que supone y encierra este nuevo disco: “20 años de rabia, 20 años de sueños”, que no es, somos conscientes de ello, sino el resumen tan sólo parcial de una trayectoria que continúa.

Disfrutadlo tanto como nosotros.

Nos vemos fuera de los bares…

¡Con los explotados. Contra los explotadores!

Salud.

Nota de Prensa extraida del blog de Habeas Corpus para este webzine punk

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*