Fotos + Cronica Laguna Rock 2010

Llegamos el 15 de mayo a las 6:45 pm en la puerta, para así poder entrar antes como debería ser normal, en el ambiente externo al Viera y Clavijo se respiraba un vacío húmedo y frío, no había prácticamente nadie esperando para entrar y empezaba a chispear mientras se movían nubes en dirección al festival pero al final el tiempo respeto el dia de festival

A las 7:30 entramos en el recinto, se había previsto un retraso por problemas en la organización. Nos acercamos hacía el escenario para poder observar el equipo y el lugar que sería encargado de alojar gotas de sudor y pasión por parte de los grupos más adelante. Sin duda la primera impresión fue buena, buen montaje de la microfonía, una indudable calidad en los rack y en los amplificadores y cabezales que allí permanecían a la espera. Tan indudable calidad, solamente incitaba más el extásis que provocaba el plantearse ver los grupos, pero nada en comparación con la acción en directo que estos darían.

A las 8:00 y tal como estimé anteriormente para estimar una hora de inicio, subió Semper, grupo proveniente de las palmas, con una buena actitud de dar lo que puedan y hacer disfrutar a la gente, se notaba en la mirada de los integrantes. El sonido fue desde un primer momento bastante aceptable, más de lo que suele ser para un grupo telonero, mientras la música sonaba y anterior a eso, sin previo aviso empezó a llegar gente, unas 60 personas se podrían estimar. Mientras Semper descargaban ante un público escaso, el resto aún no habían entrado en el recinto. Un grupo de metal alternativo, que deja muy buen sabor de boca, pero éste se disfruta más en un local pequeño con el calor de la gente.

Apróximadamente a las 8:45 y sin mucho retraso en ajustar el sonido, subieron los tinerfeños Alea Jacta, que inmediatamente enchufaron sus instrumentos y comenzaron la descarga. El sonido continúo perfecto y compactado los instrumentos, aunque quizá hubiera sido mejor un poco más de volumen en la bateria. El público espectante que permanecía y el que llegó a las primeras filas fue aumentando mientras Alea Jacta permanecía en el escenario.

*Alea Jacta bajó triunfante después de haber provocado algún foso entre el público y dejar su estilo, un thrashcore directo e impactante en la memoria de los presentes.

Más o menos 1 hora después a las 10:00, sube Meridian Zero al escenario, los tinerfeños patrocinados por Andi Deris. Un grupo con un mal comienzo en cuánto se refiere al sonido, pese a probar previamente el microfono inhalabámbrico del vocalista, éste dejó de funcionar nada más empezar y la descarga se paró hasta que los técnicos subieron al escenario para solucionar el problema. Pero eso no fue el único problema, uno de los guitarristas tuvo problemas con el sonido que salía del amplificador y la distorsión, crujía de manera muy desagradable distorsionando de mala manera. Cabe añadir sobre el sonido, que el bajo tenía un volumen considerablemente superior a las dos guitarras y la bateria juntas, además de tener un ataque y pegada bastante estridente. Después del primer tema y pararse a solucionarlo, continuaron inmutables su directo. El público que ya era considerablemente abundante, apreció un momento típico de Meridian Zero, cuando el vocalista coje la guitarra y el guitarra pasa a la voz para realizar un cover de Ace of Spades. Cumpliendo con las espéctativas de la gente se bajaron triunfantes después de realizar un directo memorable.

Consecuentemente y según el orden del cartel, a las 11:10, estaban ya Esclavitud sobre el escenario. Un comienzo limpio crudo y directo, pero seguía ocurriendo con el sonido del bajo, lo mismo, era bastante alto y el ataque era muy estridente, aunque el volumen de la bateria y guitarra tenían más volumen. Esclavitud siempre con su capacidad para llamar al público, el cual ya apretaba y podrían haber unas 200 personas, motivó bastante al publico alli presente que disfrutaron de un grupo que sin duda estará muchos años más en la escena Canaria de Heavy Metal.

Y llegados ya al final del concierto, los cabeza del cartel Koma, suben al escenario a las 0:40 más o menos, sufriendo un ligero retraso por el vestuario que llevaban, atraviados con traje y corbata. Comenzaron su descarga inmediatamente, sin parar ni un segundo entre tema y sin dejar respirar al público, el cual estaba todo aglomerado cuanto más adelante les era posible, dando todo en el escenario y siendo un grupo que es puramente carísmatico en directo y acompañados con un sonido perfecto, ajustado y empastado concluyeron la noche, y no sólo la noche, sino la 4º edición del Laguna Rock.

[flickrset id=”72157623950329047″ thumbnail=”square” overlay=”true” size=”medium”]

Texto. Oscar J. Díaz Díaz
Fotografía. Aythami Postcore ( encuentrame en Flickr )

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*