Entrevista El Niño Ruido (ENR)

Canarias ha sido y seguirá siendo, al menos eso esperamos, cuna de grandes bandas, algunas de ellas han cruzado el Atlántico y demostrado su valía fuera de nuestras fronteras, otras han caído en el intento. Requien, Garrote Vil, Nh3 son bandas que por separado pueden decir algo, pero… y si parte de sus miembros se reunen en un nuevo proyecto… entonces hablamos de El Niño Ruido (ENR)

En ENR nos encontramos con músicos que se han pateado muchos escenario de Gran Canaria. Requien, Garrote Vil, Nh3… como se sientan todos a la vez para formar esta banda.
De hecho no nos sentamos todos a la vez, no fue un acto premeditado. ENR se ha ido formando de manera espontánea, como un proceso de evolución natural de otros grupos anteriores. Dicho proceso comenzó cuando la banda primigenia sufrió varios cambios de componentes. Ésto naturalmente derivó en cambios de estilo, y desde ahí, los cambios de nombre no fueron más que una consecuencia lógica.

El Tercer Ojo fue como primero se llamaron, luego La Huella y finalmente El Niño Ruido, y por que ENR… son muy ruidosos ???
El Niño Ruido se lo debemos a una tarde de ensayo con Coré Ruiz, anterior cantante, el cual era aficionado al megáfono, y escuchándolo nos surgió este nombre como una coña interna del grupo, y decidimos quedarnos así, sin más. Después, cuando lo pensamos más fríamente, nos dimos cuenta de que el nombre era bastante poético, que tiene muchas posibles interpretaciones. No creemos que hagamos música ruidosa. A pesar de que, originalmente, surgió de una broma, nos gusta pensar que nuestro nombre es una metáfora que alude al no callar, a ese niño que no le da vergüenza decir lo que piensa, que no le cuesta reír o llorar delante de quien sea, que no lleva una mascara porque no las conoce, que grita para que no le quiten esa libertad…

Existe alguna definición exacta para la música de ustedes.
Seguramente sí que debe existir esa definición, pero lo cierto es que nunca nos ha preocupado mucho el encontrarla. Siempre nos han importado bastante poco las etiquetas y definiciones, así que el noventa por ciento de las veces, para no dar más explicaciones, decimos que somos un grupo de rock, sin más. Después, a veces, añadimos que tenemos cierta influencia progresiva, pero no exagerada. Intentamos encontrar un punto de equilibrio entre una música currada hasta el más mínimo detalle, con una música directa y con caña que pueda llegar al último de nuestros oyentes. Pero esto ya son demasiadas palabras, así que, como te decimos, preferimos decir que somos simplemente un grupo de rock, y que para más detalles, que nos escuchen y así cada cual se haga su propia idea o su propia definición.

Beben de diversas fuentes, Pink Floyd, RadioHead, U2, The Cure, Tool, SoundGarden, con tanta mezcla no se disparatan a la hora de componer,
Las diferentes influencias nos vienen de los distintos gustos personales y las diferentes personalidades y caracteres de cada uno de nosotros. En ENR, cada uno siempre aporta algo. Nos gusta pensar que este grupo es como una coctelera donde se mezclan cinco ingredientes distintos para crear un sexto sabor diferente de los cinco originales, pero con algo de cada uno de ellos. Lo normal es que, cuando uno de nosotros lleva una canción nueva al local de ensayo, esté predispuesto a que el resto le dé la vuelta por completo, haciéndola muy diferente de como el primero la había pensado en un principio. Y, hasta ahora, ésto ha funcionado para enriquecer las canciones. Componer, al menos en nuestro caso, siempre es un juego, donde uno pone, otro quita, otro pone otra pieza, otro la mueve a otro lado, como si fuera un puzzle. Claro está que ésto funciona en esta banda porque hay un entendimiento y un buen rollo que lo hace posible. Siempre existe el permiso previo de quien presenta una composición nueva para que los demás le metan mano donde quieran (a la canción, se sobreentiende). Y así, jugando a componer y a tocar, dejándonos llevar por un ritmo o una melodía, por lo que nos sugiere en un momento determinado, una veces no pensando, sino actuando por instinto, otras currando mucho más y buscando la vuelta de tuerca que a nadie se le había ocurrido antes, lo pasamos bien cuando nos reunimos para ensayar, como si no fuéramos más que niños haciendo ruido. Y, al fin y al cabo, de eso precisamente se trata, ¿no? de pasarlo bien nosotros para que quien nos escucha o nos vaya a ver también se lo pueda pasar bien.

Con que material cuentan grabado en estos momentos.
Pues ahora mismo, tenemos una maqueta de 6 temas de cuando éramos El Tercer Ojo que ha quedado en el recuerdo, puesto que ya no tocamos ninguno de esos temas. Además, tenemos otra de cuatro temas de cuando éramos La Huella, de los cuáles estamos pensando rescatar uno, el Diez Minutos (que está colgado en nuestro myspace), aunque con nuevos arreglos. Y la última, con once temas ya siendo El Niño Ruido, la tenemos un poco aparcada puesto que fue la época en la que cantaba Coré Ruiz. Y puesto que Emilio cantó las dos anteriores, y ahora vuelve a estar con nosotros, pensamos que lo mejor es grabar un nuevo repertorio otra vez con su voz.

Canarias y el mar es la gran barrera natural que separa unas islas de otras, creen la necesidad de un circuito entre islas que no este apadrinado por nadie, sino por los propios grupos o tal vez esto es una utopía.
Esto sería sumamente interesante, y, de hecho, se ha intentado muchas veces. Pero siempre nos hemos tropezado con los mismos escollos: la falta de dinero, la desidia de los mismos interesados, las trabas burocráticas… Para crear algo así, habría que generar un estado de ánimo que implicara a los tres sectores que conforman el mundo de la música: músicos, público e industria musical. Y por industria, no hablo de grandes compañías, ni mucho menos. Bastaría con que, por ejemplo, unas cuantas empresas que alquilan equipos de sonido estuvieran dispuestas a hacer precios especiales, más económicos, cuando fuésemos nosotros, los músicos, sin ningún intermediario de por medio, quienes se los alquilasen. Pero para eso, ellas mismas tendrían que darse cuenta de que, si no a corto, seguro que sí a medio plazo, ésto les saldría rentable. El público también tendría que concienciarse de que un músico es un trabajador normalmente mal remunerado y sin ninguna garantía de seguridad en su trabajo. Es como un autónomo que no está dado de alta ni tiene ningún contrato: el día que no tocas, no cobras, así de simple. No hay bajas por depresión, ni decir “hoy no voy a tocar porque me duele la cabeza”. Eso no existe en nuestro caso. Quizá así no se mostraría tan reticente a asistir a conciertos y pagar la módica entrada que va a hacer posible que se sigan haciendo más conciertos. Y los músicos, por supuesto, se tienen que implicar mucho más en todo esto, puesto que la gran mayoría nunca hacen nada salvo esperar a que alguien venga a tocar a su puerta a darles la gran oportunidad de su vida, y no se dan cuenta de que, al menos en Canarias, eso sí que es utópico. Es por esto por lo que muchas bandas de las islas, que eran bastante buenas y que hubieran podido llegar a mucho, nunca pasaron del local de ensayo y acabaron engullidas por el aburrimiento después de un par de años. Así que, o hacemos algo como lo que tú dices, o la gran mayoría de los grupos nuevos que se crean no pasarán de una vida media de dos años, después de estar encerrados en el local de ensayo para nada, como ha venido sucediendo hasta ahora.

Es mas fácil salir fuera que en las islas, sobre todo por costes en los transportes. Tienen intención de salir fuera de Gran Canaria, cuando, donde…
Ya sabes que esto es un proceso lento, y más cuando no tienes padrinos, que es nuestro caso. Nosotros nos estamos autogestionando, sacando los recursos económicos de nuestros conciertos. Por eso normalmente damos tanto la perreta promocionándolos y buscando nuevas fechas. Así que la cosa va lenta pero segura. Por lo pronto, en octubre nos vamos a tocar a Tenerife. Y para el 2010 ya tenemos pensado dar el salto a la peni.

Para ir terminando, cuando veremos un disco de ENR en la calle.
Pues, igual que con las giras, estamos reuniendo para grabar un disco por nuestra cuenta, autogestionado. Todos somos currantes, ninguno viene de familia adinerada, así que, como el salir fuera, ésto será lento. Pero seguimos trabajando sin parar. Sería genial que, de repente, apareciera un mecenas que nos dijera “me encanta su música, métanse a grabar que yo lo pago todo, y además les subvenciono la gira”. Pero, como ya te dijimos, eso no pasa, al menos no aquí. Hay que ser realistas, mantener los pies en el suelo, saber que todo lo que queramos conseguir merece su esfuerzo. Y si algún día, en medio de este desierto, aparece ese mecenas cual genio dentro de una lámpara y nos quiere ayudar, pues bienvenido sea. Pero lo que tenemos claro es que no pensamos estar parados esperando por él. Aunque sigamos siendo niños, ya sabemos caminar solos.

www.myspace.com/enruido

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*