Criminal “Akelarre”

Los maestros del thrash Criminal (formados en Chile y actualmente con base en el Reino Unido) han titulado “Akelarre” su séptimo álbum de estudio, el primero desde la partida de su guitarrista y miembro fundador Rodrigo Contreras y la posterior incorporación del brujo vasco de la guitarra Olmo Cascallar. “Akelarre” es una palabra proveniente del idioma vasco (Euskara) que es ampliamente utilizada en los países de habla castellana y se refiere a una reunión de brujas para adorar al diablo. “El título no se debe tomar en forma literal, no nos hemos convertido en un grupo de black metal”, comenta el líder de la banda, Anton Reisenegger (voz/guitarra). “Más bien se refiere a una reunión de los poderosos para tramar sus planes malignos, lo que también es reflejado por el arte de portada. Algo así como una versión actualizada de ‘War Pigs’.”

Una vez más, el arte fue obra del baterista/tatuador/diseñador chileno Fran Muñoz. “Le dijimos que queríamos algo distinto de las típicas portadas hechas con Photoshop”, explica Reisenegger, “y nos entendió de inmediato. De hecho, el primer boceto que nos envió terminó siendo el arte definitivo. El estilo de propaganda soviética se ve increíble y se destaca por sobre otras portadas.”


“Akelarre” fue producido por el bajista de la banda, Dan Biggin, en su estudio HVR en Suffolk, Inglaterra. Su apronte hacia el proceso de grabación fue mantener el uso de artimañas de Pro-Tools al mínimo. “Quería hacer que ‘Akelarre’ sonara como un grupo de verdad tocando música de verdad, lo que hoy en día parece ser una rareza”, dice. “Lo que se oye en el álbum son las pistas de batería como fueron tocadas REALMENTE por el baterista, en vez de toda esa mierda falsa, pulida y sobresampleada que ha estado quitándole la vida y la autenticidad a los discos de metal por años, simplemente porque está de moda. La mitad de esos discos suenan ridículos si escuchas el trabajo de bombos y luego ves al grupo en vivo y el baterista no sabe tocar los temas ni de cerca. Si la ejecución es buena y tiene feeling y actitud, entonces no es necesario que suene mecánico, y si los temas son lo suficientemente buenos, pueden competir con cualquier cosa allá afuera.”
sancocho.com webzine
Musicalmente, el grupo se concentró en lo esencial. “En nuestro último álbum había un montón de armonías y arreglos de guitarra, y los primero temas que compusimos para éste iban por el mismo lado. Sin embargo, a medida que progresaba la composición, los temas fueron saliendo más y más simples y concisos, y los últimos que hicimos casi tienen una onda hardcore”, comenta Reisenegger. “Los típicos riffs de CRIMINAL siguen estando ahí, pero suena todo mucho más básico y directo, lo que debería funcionar muy bien en vivo.”


Acerca del aporte del nuevo guitarrista Olmo Cascallar, Reisenegger afirma: “Rod es una guitarrista increíble, y realmente hay que tener cojones para intentar reemplazarlo, pero Olmo hizo un trabajo fenomenal. No sé si intentó a propósito que sus solos se asemejaran a los de Rod, pero logró integrarase a la perfección en nuestro sonido. También compuso un tema completo y ayudó a componer y arreglar la mayoría del material del disco.”

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*