Al Son del Punk. Libro y Expo sobre el Punk en Cuba

Josu Trueba Leiva es un fotógrafo vasco, fajado en el foto portaje y la imagen documental, al que el destino le reservó una especial noche de borrachera en La Habana que cambiaría su relación con Cuba. Su historia empieza un 19 de diciembre de 2008, doce días antes del 50 aniversario del triunfo de la revolución; allí estaba, en casa de Diony Arce, el cantante de “Zeus”, la legendaria banda de metal cubano con más de veinte años de historia. Ese mismo día, Josu descubrió que existía el punk cubano. Dioni puso en sus manos un Cd de “Eskoria” – Acere, lo que tú viniste a buscar es esto. Toma, agárralo

Es el principio de un proyecto que se ha alargado durante más de tres años para poder ver la luz y que se ha redondeado con un taller de fotografía participativa, donde han sido los propios punkis cubanos quienes han colaborado retratando, ellos también, su entorno más cercano. El resultado se recoge ahora en “AL SON DEL PUNK / KUIDADO KE MUERDEN”, un proyecto bicéfalo compuesto por un libro y una exposición, evidentemente necesario ante la escasez de material sobre el tema.
La publicación, editada por BANIZU NIZUKE, se compone del trabajo documental de Josu Trueba titulado “AL SON DEL PUNK”, así como de las imágenes del taller de fotografía participativa “¡KUIDADO KE MUERDEN!” impulsado por el colectivo RUIDO PHOTO; que facilitó cámaras digitales a los propios punkis para que fueran ellos mismos quienes se encargaran de fotografiar su propio contexto. Además, la experiencia del taller se grabó en un video que, en formato DVD, acompañará al libro.

El libro repasa fotográficamente varias experiencias del punk cubano desde el humanismo y la primera persona. La escasez de recursos hizo que el debut del punk en Cuba se retrasara hasta primeros 90. En 1991, surgió la primera hornada de bandas: “Rotura”, “Futuro Muerto” y “Detenidos”; que abrieron el camino a otras como: “VIH”, “Eskoria”, “Arrabio”, “Limalla”, “Gatillo”, “Akupunktura”, “Chispaitren” o “Albatros”.

Hoy, el movimiento mantiene parte de sus raíces. Aquellos músicos crecieron y continúan con sus actividades cotidianas. El Urraka es mecánico y hace de padre con su hermano Takechi, Markitos cogió la máquina de tatuar y creó una familia, Didie trabaja en la construcción y junto a Yadira tiene dos hijos, Anays es abogada y Ernesto informático. Las nuevas generaciones no han dejado morir al movimiento. Estudiantes o artistas plásticos son los que forman la escena punk actual.

Las instantáneas de Trueba captan a la perfección la cotidianidad e intimidad de la vida diaria junto a la explosión de energía de ensayos y conciertos de algunos de estos músicos. Retazos de un modo de vida que poco tiene que ver con la imagen clásica de La Habana pero que comparte, a su manera, sus calles y rutinas.

TALLER DE FOTOGRAFIA PARTICIPATIVA “KUIDADO KE MUERDEN”
Los propios protagonistas del punk cubano actual se retratan y plasman su realidad en “¡KUIDADO KE MUERDEN!” un proyecto que camina en paralelo al reportaje fotográfico de Trueba y con el que comparte publicación. El colectivo barcelonés RUIDO PHOTO, en colaboración con varias entidades culturales de La Habana, pusieron en marcha este taller con una idea clara: Expresar la cotidianidad, adversidades y alegrías de los miembros del movimiento. Diez de ellos aprendieron a usar la cámara digital para presentarnos un pedacito de su realidad. La sinceridad y proximidad de las imágenes avalan el resultado.

La exposición, se podrá ver en las siguientes ciudades durante los próximos meses:
GASTEIZ – ZULOA IRUDIA (8-20 noviembre)
BILBAO – ANTI & POWER RECORDS (22 noviembre-1 diciembre).

sancocho.com webzine

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.